PROGRAMACION

Nuevos viejos campeones

Nuevos viejos campeones

Revancha justa fue la que se llevó Estrellas. Del día del pentacampeonato hasta la fecha, 17 han sido los meses secos, largos para un equipo formado para ganar. Y aunque le costó, volvió a tocar la copa. Lo habían tenido en junio pasado, cuando después de ir ganando 2 a 0 y haber cantado campeón antes de tiempo, Pía Jalilie les hizo dos goles en cinco minutos. El empate, por formato de campeonato, le servía a Fanschop, que celebró el bicampeonato ante la incredulidad de la blancas. Lección aprendida. Pamela Arellano, una de las que gritaba campeón antes de tiempo, esta vez no se cansaba de recordarle a sus compañeras, como haciéndolo con ella misma, que el partido no se termina hasta que lo indica el árbitro. Estrellas, eso sí, se vio sobrepasado en el inicio por un equipo morado que se adueñó de la pelota, que la amasó y que tuvo, al menos, tres ocasiones claras de ponerse por delante. Nathalie Llanos y Carolina Merello, ambas muy insistentes, tuvieron sendos mano a mano con Fernanda Guzmán, que tuvo su tarde. Sacó todo lo que tuvo que sacar, incluida una pelota dificilísima, abajo a la derecha. “No sé cómo la saqué”, dijo la arquera cuando ya todo había terminado. “Estaba gritando instrucciones y la pelota vino de repente. Yo me tiré no más”.

Como otras veces, cuando peor lo pasaba Estrellas, llegó el primer gol. Intentando sacarse de encima la presión, las blancas buscaron salidas rápidas para pillar mal parada a Paulina González, la armadora de Fanschop, que de un tiempo a esta parte decidió recostarse a la zaga para armar. Con mejor toque que quite, la 16 morada se vio sobrepasada por las cargas blancas. Entonces Valentina Carrasco, que había llegado tarde, punteó la pelota estirándose lo más que pudo para vencer a Rosa Peralta, que quedó a medio camino.

Tocaba levantarse a Fanschop, seguir intentándolo con un argumento que, esta vez, se antojó redundante. Estrellas las aguantó, seguras de conocer las armas de las moradas y confiadas de pillarle la espalda a Paulina González, que se fue quedando cada vez más sola ante la urgencia, ante la necesidad de empatar. Ni Nathalie Llanos, volcada al ataque, ni Constanza Muñoz, ni la mitad de la gran jugadora de hace un año, pudieron auxiliarla en los peores momentos. De pura impotencia ante la incapacidad de explicarse la desventaja, Karla Lara dejó infantilmente a su equipo con una menos, y de ahí al segundo gol hubo un paso. Valentina Carrasco, ágil y ligera, culminó otro contragolpe que hizo definitivamente irremontable la tarea a Fanschop. Otras dos expulsadas, una por cada lado, harían a la cancha demasiado grande, demasiado amplia como para seguir hilando jugadas, y carente de argumentos, Fanschop se supo condenado. Catalina Herrera, con un latigazo desde la izquierda, sentenció el campeonato. Estrellas recuperó su cetro perdido.

foto2

Ellas sí pudieron

Changueros ya había terminado de coronar su irregular campaña. Y es que después de golear y ser goleado, tuvo su oportunidad de consolarse, como antaño, con una Copa de Plata justa. STI tendría otros planes, y les dejó a los naranjos con un sabor más amargo que dulce en la boca. Los blancos coronaron un torneo sencillamente espectacular, y en silencio; una Copa de Plata a la primera es algo de lo que nadie más puede presumir.

Estaba en manos de Changueras redimir el nombre de ellos y de ellas mismas. A pocos pelos de meterse en Oro, llegaron a Plata como favoritas, incluso, sobre Ladys. Sobre todo después de imponerse a La Vecchia Signora, otro que armó equipo para pelear Oro. Pero las naranjas se vieron sobrepasadas. Fernanda Urqueta no encontró su juego en casi todo el partido, y la magia de Ángela Coloma no marcaba las diferencias que sí había hecho en otros partidos.

foto3

Entonces Ladys, al ver que el cuco no era tal, se armó en torno a Isadora Martínez y comenzó a generar peligro. Un remate franco, potente, suyo, derivó en el gol de Macarena Cuevas, que se arrojó con todo para definir con lo justo. Ladys estaba en ventaja, y Changueras no estaba fino en la definición, porque ocasiones tuvo para regalar. Entre el final del primer tiempo y el inicio del segundo, mandó media docena de pelotas por fuera, llegadas que en otro partido contaban por goles. Entonces Fernanda Urqueta recibió sola en el centro, y al verse con todo el tiempo del mundo, definió bajo, cruzado y fuerte, y empató el partido. De ahí, Changueras fue lo de siempre. Y a pesar de que Isadora Martínez metió para romper el juego naranjo, Ángela Coloma fue la que rompió el arco con una volea dentro el área. Para cerrar, para disipar dudas, Daniela Almendra cazó un rebote y la mandó a guardar en la boca del arco.

El campeón se llama Combinado Nacional

El plato de fondo era a las 16:00 horas. Ambos equipos aparecieron cuando todavía faltaba media hora para que empezara, y concentrados, se dieron los últimos ánimos. El partido era de lujo. Ambos equipos gozan con la posesión y sufren cuando son atacados. Lo sabía Combinado, que perdió un partido increíble ante 4to Sed cuando ganaba 2 a 0 y regaló la pelota. La Vecchia Signora no fue tan consciente; no había sufrido un revés en todo el 2014, y buscaba superar al Changueros de 2007, que fue campeón invicto del Apertura y que perdió su primer partido ante un novato Xeneizes, bien entrado el Clausura. Aún así, fue el indiscutido bicampeón de ese año. A un paso de lograrlo, La Vecchia enfrentaba a un equipo que siempre se lo pone difícil.

foto4

De principio a fin, Combinado fue mejor. Fino al extremo en los pases, certero a la hora de armar las jugadas y letal en el área, se impuso en el aspecto clave, hizo suya la pelota y la manejó mejor que La Vecchia, extraviado en una cancha que se le hizo eterna. La más clara del primer tiempo la tuvo Gianfranco Chiesa, ganando un precioso centro al segundo palo que mandó al bulto del arquero. De ahí en más, todo fue de Combinado. De pelota parad cayó el primero, cuando Franco Farías entro por el segundo palo, igual como lo había hecho Chiesa. Pero el 11 azul la mandó a guardar. “Gracias a Dios todo nos salió bien”, dijo Franco Farías. “Fuimos superiores en todas las líneas”. Con ese panorama, sobrepasados en juego, La Vecchia desesperó, no encontró en las bandas un desahogo, y Combinado los apretó bien. El segundo, de Franco Farías, vino tras una serie de paredes por el centro, una preciosa jugada colectiva.

La Vecchia necesitaba un gol para meterse en el partido, y entró a buscarlo con todo en el segundo tiempo. Pero Lucas Solo de Zaldívar y Álvaro Zúñiga, esta vez retrasado para manejar la salida de Combinado, estuvieron gigantescos. Camilo Alfonsi ensayó un par de remates francos, pero naufragó entre la zaga azul. Ni Ignacio Navarrete ni Camilo Azar pudieron desequilibrar, siempre pendiente de sus espaldas. Remató la faena el 7, tras tirar una pared con Farías, la figura del partido, y batir sin consideraciones a Marcelo González, que poco pudo hacer en los tres goles. Entonces llegó el descuento de La Vecchia, en una jugada parecida a la del segundo gol de Combinado: centro raso y Camilo Alfonsi definió en la boca del arco. De todas maneras, muy tarde. Combinado le echó candado al asunto para celebrar, después de un año, su segundo título de la LAF8. Nuevo viejo campeón.

foto5

Combinado lo da vuelta y se instala en la final

Publicado el: 19/11/2014

A pesar de comenzar perdiendo, los negros con un fútbol creativo pudieron darlo vuelta y sobreponerse ante un equipo naranja sin muchas ideas.

Leer Más >>

Changueros toma vuelo

Publicado el: 19/11/2014

En un complicado partido, los naranjas demostraron un sólido accionar que los deja como serios candidatos para ganar la Copa de Plata.

Leer Más >>

Changueras con tranco de campeón

Publicado el: 19/11/2014

Las naranja hicieron valer su favoritísimo ante GoalFast, y muestran sus credenciales de cara a la final de la Copa de Plata.

Leer Más >>

Estrellas a la final

Publicado el: 19/11/2014

En un apretado partido, las blancas pudieron llevarse el triunfo ante Las Insumisas y sellar su paso a la final de la Copa de Oro.

Leer Más >>